1 diciembre 2021 / 27 Kislev 5782
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Nicola Costantino

Testimonio Contemporáneo

Nicola Costantino nació en Rosario, Argentina, en 1964. Estudió Bellas Artes en su ciudad natal, y se especializó en escultura. Su mirada estuvo siempre atenta al quirófano de su padre cirujano tanto como al taller de costura de su madre. En esos dos ámbitos se encuentra el origen de muchas de sus obras. Por ejemplo, para Peletería con piel humana, 1997, creó una tela símil epidermis, con la que diseñó, cortó y cosió carteras, zapatos, vestidos y tapados. O Savon de Corps, 2004: un jabón hecho con un 3% de su grasa corporal, obtenida en una liposucción. Generó polémica, pero los jabones fueron tapa del catálogo de la muestra Dangerous Beauty (Belleza peligrosa) en el Chelsea Museum de Nueva York. Un corset de aquella piel integra la colección del MoMA.

Escultora, taxidermista, cocinera, diseñadora, siempre en la búsqueda de nuevas técnicas y, desde hace un tiempo, protagonista de sus fotografías y videos. Costantino es una de las más celebradas artistas contemporáneas argentinas. Su obra nunca deja indiferente y esconde críticas políticas, económicas y sociales detrás de un aspecto de delicada belleza, además de citas a la historia del arte y al pasado reciente argentino.

Coquetea con la muerte y la perversión para poner de manifiesto la violencia que infligimos sobre nosotros mismos, sobre los animales o sobre quienes queremos. En ese sentido hay que leer Animal Motion Planet (2004), una serie de máquinas ortopédicas para animales nonatos. Luego de una temprana fascinación con los fascículos de la Pinacoteca de los Genios, pasó por la universidad, y su formación continuó con el escultor Enio Iommi. Tomó un curso de taxidermia en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Rosario, y después participó en una clínica de obra con Pablo Suárez, quien la sugirió para el primer grupo del Taller de Barracas de la Fundación Antorchas. Durante 1995 residió en la Houston School of Art. También incursionó en industrias donde aprendió a hacer moldes de silicona y matricería en resina poliéster, a los que luego inyecta espuma flexible de poliuretano. Con esta técnica logró otra de sus series más exitosas, la de los calcos de animales nonatos con los que construyó frisos y esculturas como los Ternerobolas de hasta 95 cm de diámetro. Dos piezas integran el acervo del Museo Nacional de Bellas Artes.
Su carrera internacional despegó en 1998, cuando representó a la Argentina en la Bienal de San Pablo con su boutique de piel humana. Desde entonces participa en numerosas muestras en museos de todo el mundo, entre los que se destacan Liverpool (1999), Tel Aviv (2002) y Zurich (2011). En 2000 realizó una muestra individual en Deitch Projects (Nueva York).

La gastronomía es otra inspiración: ha hecho obras de cadenas de pollos y la bacanal Cochon sur canapé, que se degustó en 1993 en el Museo J. B. Castagnino de Rosario. Actualmente se encuentra experimentando en cocina molecular y gelificaciones, que anticipó en arteBA 2017.

El encuentro con Gabriel Valansi en 2006 significó su entrada al mundo de la fotografía, con más de 30 imágenes en las que personifica obras de Antonio Berni -La mujer del sweater rojo, que tanto le fascinaba en las páginas de la Pinacoteca-, Man Ray, Richard Avedon, Leonardo da Vinci y Caravaggio. Ganó el Gran premio de honor del Salón Nacional por esa labor en 2007. Su interés en la videoperformance la condujo a crear la obra autorreferencial Trailer (2010), y a abordar un personaje histórico como Eva Perón en Rapsodia Inconclusa, con la que representó al país en la 55a Bienal de Venecia, en 2013. Una videoinstalación inmersiva en la que la artista reproduce su vestuario, ambientes, peinados y gestos.

En 2014 fue protagonista de su propia película biográfica. La Artefacta, que recorrió festivales y salió premiada de Rímini. Con dirección de Natalie Cistiani, los límites del documental y la ficción se desdibujan para mostrar sus mecanismos creativos. Su última producción tiene a la Fuente de la Vida de El Jardín de las Delicias del Bosco como protagonista hecha escultura, rodeada por un friso fotográfico con un paisaje desértico: El Verdadero Jardín Nunca es Verde, (2016).

NICOLA COSTANTINO

Foto: Yuma Martellanz
  • También te puede interesar

    • Testimonio Contemporáneo

    Arte y Producción AMIA | AMIA Comunidad Judía © 2021