21 junio 2021 / 11 Tammuz 5781
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Una mañana de Julio – Memoria Ilustrada (2012)

Espacio de Arte Muestras

Memoria Ilustrada 2012 . Cuentos para no olvidar

(Los textos que leerán a continuación forman parte del libro editado para esta muestra, por tanto cuando lean la palabra “libro”, entiendan que si bien se refiere a la compaginación de las obras, también se adapta como texto curatorial para esta muestra).

Te quiero decir algunas cosas sobre el libro que estás empezando a leer.

Lo primero que tenés que saber es que está hecho con mucho amor. Este sentimiento es fundamental para explicar la pasión, el compromiso y la dedicación de más de trescientas personas que colaboraron con este proyecto. Claro, que cada uno puede hacer las cosas de distinta manera, y esto no tiene que ver con las habilidades de cada uno. Hay quienes hacen las cosas “de taquito” o “a control remoto”, “en forma automática” o “sin meterse demasiado”, otros, en cambio, están convencidos de que la única forma de hacer las cosas bien es cuando nos involucramos con nuestra “cabeza y corazón”, como estas páginas que están entre tus manos.

Segundo: Este libro está pensado especialmente para vos. La idea era poder transmitirte lo que pasó el 18 de julio de 1994, cuando una bomba explotó en la sede de la AMIA y asesinó a 85 personas y dejó centenares de heridos. Por eso, convocamos a 8 escritores y 231 ilustradores para que le pongan palabras e imágenes a lo que sucedió, ellos tienen experiencia en crear historias gráficas especialmente para chicos y jóvenes.

Tercero: El tema principal de este libro es la memoria. Se dice que una persona tiene memoria cuando realiza la acción de recordar, trayendo al presente algo que sucedió en el pasado. ¿Y por qué es importante recordar?
Porque los recuerdos constituyen nuestra historia, y sin esos recuerdos, desaparecería la experiencia de la vida que cada uno tiene como individuo, como grupo o como país. Así, sin historia, deambularíamos por el presente sin dirección ni camino.

Cuarto: Recordar da más trabajo que olvidar y es algo que a veces no es natural sino que nos lo tenemos que proponer. Y cuando uno se propone recordar, y por lo tanto no olvidar, es porque cree que esas cosas son importantes para construir hacia adelante. Recordar no es atarse al pasado, es honrarlo y sobre todo pensar en un futuro menor.

Quinto: Nuestra identidad, o sea, quienes somos, está constituida por muchas cosas: de dónde venimos, dónde nacimos, las características de nuestra familia, nuestras creencias, nuestras ideas, sueños, deseos, las relaciones que establecemos, nuestras permanentes elecciones y también por lo que decidimos recordar.
A mí me gusta pensar que “somos lo que recordamos”. Lo que recordamos siempre dice mucho de nosotros.

Sexto: Hay muchas organizaciones o agrupaciones sociales que nacieron después de una tragedia para que estos hechos no se olviden y para exigir justicia. Generalmente, al principio los forman las personas más cercanas, como los familiares y amigos de las víctimas. Ellos forman el círculo más íntimo del dolor, la indignación y la bronca. Pero cuando una tragedia sucede, no hace falta ser familiar o amigo para sentirlo como propio, y para entender que eso nos afecta y nos sucede a todos, o sea, a cada uno de nosotros, y por lo tanto la recordación y la exigencia de justicia es nuestra propia responsabilidad.

Séptimo: ¿Sabés lo que es la AMIA? Es una institución que nació hace casi 120 años y fue creada por inmigrantes judíos que llegaron a la Argentina desde distintos países. Hoy la AMIA continúa su tarea, aportando a la construcción de un país mejor, en educación, cultura, trabajo, acción social y la tercera edad, entre otros temas importantes.

Octavo: Me despido contándote que uno de los procesos más lindos que me toca vivir es cuando veo cómo una idea se transforma en proyecto y luego en un objeto o producto, en este caso, en un libro. Por eso quiero agradecer al Foro de Ilustradores de la Argentina por todo el trabajo compartido. También te quiero agradecer a vos, porque un libro nace para ser leído. Ojalá te haga pensar y te surjan muchas preguntas.
Yo hago la primera: ¿De qué no nos tenemos que olvidar los argentinos?

Elio Kapszuk

 

Un desafío, un libro, una caja de resonancia

¿Cómo no sentir un sacudón cuando el Espacio de Arte AMIA nos convoca para conmemorar el 18° aniversario del terrible atentado…?
Un sacudón, eco del que en su momento nos produjo la noticia, eco de la explosión.

Y si bien los ilustradores de libros para chicos y jóvenes estamos habituados a trabajar todos los temas, incluso los más fuertes –la muerte, la enfermedad, la injusticia- el atentado a la AMIA parece un tema como “adoptado” por el mundo periodístico, dejando algo lejos el mundo del arte y particularmente al de la infancia y la adolescencia.

Entonces, desarrollar este libro de cuentos ilustrados sobre el atentado, destinado a chicos y jóvenes, se convierte nuestro desafío artístico.

Para eso invitamos a ocho escritores a producir los textos. Siete de ellos, reconocidísimos autores de LIJ (Literatura Infantil y Juvenil) como Canela, Eduardo Abel Gimenez, Enrique Melantoni, Márgara Averbach, Verónica Sukaczer, Graciela Repún y Paula Bombara. A ellos se suma la magnífica yapa de un cineasta especializado en el barrio del Once y su gente, Daniel Burman.

Luego, doscientos, treinta y un artistas ilustran estos textos que van desde la melancolía más dulce a la fresca aventura reparatoria, y que nos hacen atravesar muchos otros territorios, como los latidos locos de la historia, las más lúcidas reflexiones filosóficas, la curva fatal de ciertas parábolas generaciones que dejan, sin embargo, la puerta abierta a la esperanza.

Son unas treinta ilustraciones por cuento, treinta interpretaciones, treinta lecturas posibles. Este libro funciona como una caja de resonancia, e imaginamos que el lector de estos textos y estas ilustraciones –sea niño, joven o cualquier otro lector- sumará más y más ecos. Una red de conexiones con su propio universo personal.

Siguiendo con la tradición del Foro de Ilustradores, en este libro (cuyos originales también forman parte de una inmensa Muestra de Ilustración) participan tanto principiantes como consagrados y multipremiados.

Va nuestro agradecimiento profundo al Espacio de Arte AMIA, no sólo por la calidez y el entusiasmo del trabajo en equipo, sino también por invitarnos a entrar en contacto con este tema que nos permite sentir, pensar y crear.

Mónica Weiss

FICHA TÉCNICA

Título: Una mañana de Julio . (Del programa Memoria Ilustrada)
Fecha: Desde el 28 de junio hasta el 22 de julio 2012
Se expuso en el Espacio Central del Centro Cultural Recoleta
Se realizaron postales y un libro a modo de catálogo de la muestra

PRENSA

  • También te puede interesar

    • Espacio de Arte Muestras

    Arte y Producción AMIA | AMIA Comunidad Judía © 2021